Una de las medidas recogidas en el Real Decreto-Ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19, es la de la flexibilización en materia de aplazamientos.

Se establece en la Disposición adicional tercera de este Real Decreto-Ley 5/2021, que para el pago de impuestos de PYMES y autónomos se les conceda un aplazamiento de pago de impuestos de seis meses con una carencia de intereses de cuatro meses, previa solicitud para las autoliquidaciones a presentar entre el 1 y el 30 de abril de 2021.

Importe del aplazamiento: Solicitudes presentadas que correspondan únicamente, a deudas tributarias hasta 30.000€ de importe máximo. Se puede solicitar un aplazamiento de pago de impuestos de seis meses con una carencia de intereses de cuatro meses.

Puede solicitarse incluso para retenciones e ingresos a cuenta (modelos 111, 115, 123…), tributos que deban ser legalmente repercutidos (modelo 303 de IVA) o pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades (modelos 202 y 222), que no pueden ser aplazados en condiciones normales.

En resumen, las condiciones de este aplazamiento extraordinario son:

  • Plazo de aplazamiento de 6 meses.
  • No se devengarán intereses de demora durante los 4 primeros meses.
  • Solo podrán solicitar dicho aplazamiento de las deudas tributarias con estas condiciones entre el 1 y el 30 de abril de 2021 las personas y entidades con un volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04€ en el año 2020

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies